Bertino y Rocío (FDS #57 - Mayo 2010)


Andábamos buscando una "despedida de solteros bíblica" para una amiga de nuestro grupo; nuestra busqueda nos llevó con Aide y Gerardo; quienes nos dieron, aparte de lo que buscabamos; la descripción de Encuentro de Novios y mientras nos iban relatando palabra por palabra, nuestro interes fue creciendo, al grado de que cuando salimos de su casa ambos nos preguntamos -¿vamos?- y la respuesta fue un entusiasta SI.
 
Al formar parte de un grupo, tenemos varios años de conocernos nuestro lado amable y el no tan amable; hace unos cuantos meses decidimos iniciar una relación de novios, con toda la formalidad, por supuesto teniendo como meta el matrimonio; al saber de que había una oportunidad de consolidad mejor nuestra relación, construyendo una vida basada en el NOSOTROS y teniendo como centro a DIOS, y que esta oportunidad se nos presentaría en el Fin de Semana de Novios, decidimos darnos la oportunidad de fotalecer nuestra relación y sentar la bases de un matrimonio católico.

Nos ayudó a darnos cuenta que hay temas o pequeños detalles que uno piensa que no afectan al otro, o que uno presupone que no causarán conflicto, pero que si no se dialoga a tiempo y de una manera adecuada, pueden convertirse en pesadas cargas que van deteriorando una relación.
 
Aprendiomos que nuestra relación debe ser de tres: Dios y nosotros dos; que hay que platicar y expresar nuestros sentimientos; desidir Amar a nuestra pareja aún a pesar de los errores; hacer lo necesario para valorar a nuestra pareja y transmitirle un amor vivo; pero sabre todo y ante todo a permancer siempre juntos y a dar testimonio de Amor.
 
Tras el Fin de Semana de Novios, hemos desidido contraer matrimonio, pero teniendo en cueta que necesitamos dialogar y tomar desiciones en pareja, sólo entre nosotros, de todo lo referente a la conformación de nuestra nueva familia, dialogar cada detalle por pequeño o insignificante que parezca, mayormente los asuntos importantes.
 
Recomendamos vivir un Fin de Semana de Novios a aquellas parejas que quieran demostrarse que su relación no es sólo un juego de adolecentes ni un pasatiempo de jóvenes sin proyecto de vida.  Si quieren demostrarse cuanto se Aman, empiecen a construir las bases de un verdadero amor, que durará toda la vida.