<-- Regresar a Testimonios                                                                                                    Más Testimonios -->

Cristian y Karla (FDS #57 - Mayo 2010)



Nos gustaría compartir nuestra experiencia. Desde que Tere y Gaby San Antonio nos invitaron, llamó mucho la atención asistir ya que queríamos vivir una experiencia diferente, conocernos más y desarrollar mucha comunicación. Decidimos asistir porque queríamos saber más de nosotros mismos y como pareja, sobre el matrimonio y encontrar una forma adecuada de llevarlo.
 
Aprendimos mucho, el Fin de Semana nos ayudó a conocernos más porque aunque nosotros habíamos platicado de algunos temas, no habíamos profundizado tanto y el Encuentro nos ayudó a esto. Cuando llegamos y tuvimos el primer diálogo, fue algo diferente y empezamos a conocer algunas nuevas cosas uno del otro.

El segundo día fue el mas difícil ya que empezamos a descubrir algunas diferencias marcadas entre nosotros; la verdad nos ha costado superarlo y costó una que otra lágrima y desvelada, pero nos dimos cuenta de que son cosas que podemos platicar, llegar a un acuerdo y resolver, solo basta tomar la decisión de ser feliz con la persona que uno más ama.

Algo que también nos pareció significativo es que uno debe afrontar los problemas siguiendo las reglas de como discutir, que decir y que no decir, estas reglas te llevan a resolver las diferencias de una manera armoniosa y en conjunto. Nuestra relación cambió mucho después del encuentro, ya que salimos más enamorados todavía, conociéndonos más y ahora tenemos muchisima más facilidad de comunicarnos y expresar nuestros sentimientos.

Es una experiencia que se tiene que vivir antes de cualquier compromiso. Es una experiencia de conocimiento y apertura hacia la pareja; necesaria para encarar los problemas venideros con una mejor visión de las cosas y compartiendo nuestra manera de pensar. Sabemos que nos queda mucho que hacer y platicar, y que podemos seguir adelante juntos, llevados por la mano de Dios que siempre nos ha guiado en el amor que diario nos demuestra y transmite en cada despertar.