Laura y Alejandro Pérez (FDS 54 - Junio 2009)




Nuestra experiencia dentro del Encuentro de Novios fue inolvidable y un lugar de apertura a la comunicación y que nos apoyó principalmente a establecer los límites y promesas para nuestro futuro como esposos. Esto me ayudó a mi matrimonio para una convivencia más tranquila y mejor entablada. La verdad es que los problemas salen tarde o temprano y el haber establecido muchas de las cosas que hicimos en el encuentro nos ayudaron a resolver mejor nuestras disyuntivas.


Un ejemplo que puedo compartir fue que en el encuentro acordamos lo que haríamos de nuestra convivencia para salir con amigos; concluimos que sería moderada para darnos el espacio para convivir entre nosotros en estos años de comienzo. Fue difícil porque estábamos acostumbrados a salir cuando a nosotros se nos antojaba y ahora tenemos que entender cuando el otro no quiere salir. Igual, sí no hemos salido, aunque esté muy cansado cualquiera de los dos, sí el otro quiere salir y no hemos salido desde hace mucho tiempo, salimos para tener un equilibrio.


Creo en lo particular, que en el encuentro te dan oportunidad de establecer las reglas de la convivencia, además si no te conoces empiezas a saber ¿qué es lo que piensa la otra persona acerca de ciertos temas. Esta experiencia la considero muy valiosa, por lo que le recomendamos a cualquiera que se tome el tiempo de llevar a cabo esta experiencia ya que vale mucho la pena.