Vicky y Rafa (FDS #57 - Mayo, 2010)


La primera vez que Rafa y yo escuchamos hablar del Encuentro de Novios fue en el 2006; mi hermano se iba a casar y le habian recomendado mucho el Encuentro; cuando ellos regresaron de su FDS, estaban renovados, ambos decían que era una experiencia padrísima que valía la pena vivirla, que era de verdad un momento de encuentro; para ese entonces aunque Rafa y yo ya estabamos juntos, no pensamos en asistir por que creíamos que era algo únicamente para aquellas parejas que ya se iban a casar, así que yo guarde todas esas opiniones que me había dado mi cuñada, pensé que quizá en algún momento me serviría.
 
Rafa y yo en casi 4 años de noviazgo nunca habíamos vivido en la misma ciudad, por estudio, trabajo etc, a pesar de ambos ser de la misma ciudad.  La distancia nunca fue un factor que nos separara, como él siempre dice: nuestro amor y nuestras ganas de pasar la vidas juntos no se mide en kilómetros. Despues de mucho buscar Diosito me dio la oportunidad de irme a vivir a Toluca (donde Rafa ya tenía 2 años viviendo). En Septiembre del año pasado, fue que empezamos con los planes de boda, y una amiga de Celaya me contó de la maravillosa experiencia que ella había vivido en su Fin de Semana; me recordó lo que ya una vez mi hermano y su esposa me habían dicho así que sin dudarlo empecé a buscar.
 
Buscando fue como di con una pareja, que desde el principio se mostraron super amables, recibiendo todas mis dudas sobre el FDS, y orientándome sobre cual era la mejor opción, a pesar de que nuestra boda era hasta noviembre, decidimos tomar el FDS de mayo, por que coincidía con nuestro 5° aniversario de novios, y ambos pensamos que no había mejor regalo para esta ocasión que el profundizar en nuestra relación y darnos una experiencia de pareja que hasta ese momento pensábamos sería inolvidable.

¡Que decir inolvidable!, ahora ya vivida la experiencia creo que se quedaba corto lo que pensábamos al respecto. Rafa como la mayoría de los chicos que iban al FDS, estaba un poco preocupado ya que él (excepto conmigo), suele ser muy reservado ante extraño. Pero cual es mi sorpresa que dinámica con dinámica se abrió mucho mas conmigo, lo cual a mi me lleno el alma y a él lo hizo sentir mas que feliz. 

Creo que las parejas en general damos por sentado el hecho de que hablamos de todo, cuando quiza el nivel de profundidad del tema no es el suficiente, en el fds no solo nos re-descubrimos como individuos, encontrando dentro de nosotros muchas cosas que por el trabajo y las presiones habíamos dejado de lado sin darnos cuenta de que es lo realmente importante, pero ademas nos hizo re-encontrarnos con el otro compartiendo todo esto entre nosotros y nos dio un nuevo y gran impulso como pareja.


Creo que algo de lo que mas nos marco es el hecho de que entendimos que no estamos juntos por que el "destino" así lo quiso. Estamos juntos porque tomamos la decisión de amarnos cuando empezamos nuestra relación, pero seguimos por el mismo camino comprometidos, amándonos, felices y entregados por que todos los dias ambos tomamos de nuevo la decisión de amarnos y de seguir juntos por que ambos sabemos que si estamos juntos formando un equipo nada es mas grande, por que yo lo tengo a él y el me tiene a mí por sobre todas las cosas, y no hablamos de tenernos como una pertenecia si no como un complemento.
 
Nosotros realmente recomendamos esta experiencia, Rafa y yo reafirmamos que SI se puede, que queremos estar juntos y que compartimos no solo el plan de estar juntos siempre, si no los ideales, las metas y los sueños.
 
Ademas creo que el gran acierto de esto es conocer el testimonio de las otras parejas, para darte cuenta que a pesar de que cada pareja tiene diferentes inquietudes todas se resuelven de la misma forma, aceptando, amando, y hablando, confiando en Dios apoyandonos en el y entendiendo que no hay puente que no se pueda cruzar mientras ambos estemos seguros de querer hacerlo y por mas que nos cueste trabajo nunca soltarnos el uno al otro.
 
Muchas gracias a los que compartieron con nosotros esta experiencia, nuestras risas y nuestras lágrimas (todas de felicidad y compromiso)
 
Rafa y yo estábamos seguros de este gran paso que es el matrimonio desde antes de el FDS, pero ahora vamos con nuevos ánimos, por que pudimos conocernos aun mejor, dejar a un lado la presion de los preparativos de la boda (que al final es solo la fiesta) y enfocarnos en lo realmente importante, nuestro matrimonio, nuestra vida juntos, nuestro futuro y el de aquellos que estan por venir para ejercer un matrimonio y una paternidad responsable...amándonos y siempre pensando en el otro.
 
Muchas gracias, a todos por los testimonios, por el apoyo, los consejos y la buena vibra. Gracias por que tomaron la decisión de amarnos y apoyarnos en esta nueva etapa que estamos por comenzar.