Deseamos compartir la experiencia que nosotros vivimos este fin de semana, que es  inolvidable. Nos llamo la atención cuando escuchamos en la radio algunas de las cosas que se podrían aprender dentro del Encuentro, las cuales consideramos apropiadas para nuestra relación, también visitamos la página de internet, y así nos dimos a la tarea de comunicarnos a los teléfonos que aparecen aquí.

Sentimos muchas ganas de asistir y aunque tendríamos que revisar tiempos y permisos en nuestros trabajos, realizamos todo lo posible para ir, primero asistimos a la plática de información en compañía de nuestros padres para que se informaran de lo que ocurre en un FDS. Al ver nuestros padres que teníamos mucho entusiasmo por asistir que nos apoyaron en nuestra decisión.


En esta experiencia vivimos muchos momentos de reflexión, los cuales nos ayudaron para conocernos, primero a nosotros mismos y después para conocernos en pareja  basándonos en la aceptación, confianza, respeto, perdón, cariño entre otras cosas.


Nos sirvió muchísimo ya que nos costaba trabajo el comunicarnos el uno al otro, aprendimos a dialogar y a mostrar lo que sentíamos sin ningún temor  a expresarlo en el momento, y también a sobrellevar los problemas de una manera más armoniosa ahora con la seguridad de que todo tiene solución siempre y cuando tomemos nuestra decisión de amar; aprendimos también como llevar un matrimonio con la presencia de Dios, no solo en el matrimonio sino desde la relación. Nos benefició al trabajar en la comprensión del uno al otro y el apoyarnos cuando nos necesitemos.


Es una experiencia muy bonita e inolvidable que todas las parejas deberían vivir, les serviría mucho para mejorar su relación. Con el solo hecho de conocerse más profundamente y el acercarse a Dios, para afrontar todo lo que venga.

Pero esto no se termina ahí, seguimos en lucha por conocernos como pareja y así tomar nuestra decisión de amar día a día. El benefició principal de nuestra experiencia se vio reflejado en estrechar nuestros lazos aun más fuertes en pareja y sobre todo que cuando formemos nuestra familia sea nuestra decisión de amor la que nos lleve a la unidad.